Historias de un sin Oficina

El espacio

Por J.A. Galaso
Prisionero de guerra en tu propia oficina

Prisionero de guerra en tu propia oficina

Ayer hice un comentario sobre la heterarquía como formato de organizción que puede facilitar la comunicación y el movimiento hacia la innovación en las empresas.

Como siempre he creido que el movimiento se demuestra andando, pues entre unos cuanto por aquí por el CitiLab estamos convencidos que esto se puede poner en marcha y por lo tanto que hemos de trabajar en espacios preparados para ello. Aunque parezca mentira, el CitiLab dispone de este modelo de espacios, pero justo los que usa la gente de aquí no son los mejores en este aspecto. Evidentemente, los que hace tiempo decidimos quedarnos sin oficina ya lo hemos superado.

Realmente gastamos un montón de “esfuerzo” en buscar y tener en formato activo las maneras que nos permitan estar en constante contacto de ideas y acciones y convencidos que el trabajo de todos los grupos sirve no solo para ellos sino para todos.

El problema real, es que continuamos con la estructura de aislamiento en espacios que hace que las ideas no fluyna y aunque parezaca mentira, los espacios digitales no han conseguido en absoluto romper estas barreras, es decir, lejos de ser lugares de encuentro son lugares de información, pero cultuarlmente no acaban de transformarse en lo colaborativos que deberían ser.

Necesitamos tocarnos, vernos, sentirnos y sobre todo compartir como humanos todo lo que sucede a nuestro alrededor, en una frase : transformar el ruido de ambiente en imputs de nuestros procesos y eso no lo consiguen las plataformas digitales.

Una vez que el contacto se ha hecho y lo que importa es desarrollar el trabajo, la plataforma digital si que se transforma en un elemento colaborativo de primera magnitud, pero aún no se porque no sirve para generar la chispa que lo incendia todo.

Así que hemos decidido trabajar todos juntos en un espacio por determinar (es una cuestión logística) de manera que podamos compartir nuestro quehacer diario con todo el mundo y donde todos somos un escaparate y al mismo tiempo un micrófono que recibe todo lo posible para transformarlo en fuente de inspiración. Cuando sea necesario aislarse lo haremos, pero la base es trabajar todos en abierto.

Ahora ya no hay un solo sin oficina, casi todo el mundo estará sin oficina, o solo habrá una no lo se.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Citilab, Co-working, Cornellà, Coworking, HISTORIAS DE UN SIN OFICINA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s