Category Archives: Cornellà

Els Citinens

Video publicat per InventaTV

[blip.tv ?posts_id=2413580&dest=-1]

El Dimecres día 22 de Juliol va ser molt especial. Devant d’una iniciativa fantastica promoguda per la Laia gran , o “Avatar : Alice” , secundada i organitzada pels Jordis del Citilab, varem realitzar part de les activitats lúdico-tecnologiques que organitzen al Tecnoestiu amb els petits de la casa.

Grata sorpresa ens vàrem emportar, donat que els petits son la versió millorada del seus pares.

L’Andor Folch parla amb la mateixa eloquencia i simpatia que el seu pare. L’Ismael Pinchen amb la seva imaginació ens va deixar impresionats. L’Arnau Carrasco el més veloç cercador d’imatges online.

La Laia Carrasco ha estat l’estrella mediatica i comunicativa d’aquest experiment. La Meritxell Galaso la beta tester del Citilab. La Nerea Carrascosa va fer la seva primera presentació televisiva demostrant la seves aptituds fotogèniques.

L’Adrià Pujol i en Miquel es van llençar al món de la comunicació com tots uns professionals.

L’Alvaro Dopico i en Jaume van demostrar la seves capacitats per plasmar graficament unes idees d’allò més refrescants.

En Quim, en Sergi i l’Isaac Colobrans van demostrar-nos com es treballa en equip.

En Samuel i l’Alba Senabre van desplegar elegancia i sensibilitat en les seves creacions artistiques.

La Lucia i la Núria van convertir-se en joves formadores havent fet l’Inventv aquell mateix matí.

Ens hem quedat amb moltes ganes de que tornin a venir a veuren’s.

SOU UNS CRACKS :)

Advertisements

Leave a comment

Filed under Citilab, Cornellà, InventaTV, Tecnoestiu

Historias de un sin Oficina

Redes Sociales y Tecnología

Por J.A. Galaso Cerezo
¿Qué es lo que nos hace unirnos?

¿Qué es lo que nos hace unirnos?

No cabe duda que el fenómeno de las redes sociales ya no es tan fenómeno y pasa a ser una cosa cotidiana, no hay que olvidar los tan cacareados 250 millones de usuarios de Facebook y el resto de datos con los que diariamente nos inundan todas estas redes.

Pero yendo un poco más allá del bombo y platillo que se dan las redes y la gente alrededor de ella sobre esto y retomando un post del otro día donde cuestionaba la forma de medir la bondad de una red social hoy he hecho una pequeña reflexión sobre como ve un sin oficina como yo una red social. Y aunque parezca mentira por la tendencia a asociar este tipo de perfiles al tema de los freakes creo que lo que menos me importa de ellas es la tecnología.

Cada vez que leo sobre las redes sociales, su uso, su composición, funcionalidades etc… acabo liado entre si me están hablando de la red social (artefacto) o de una herramienta (utensilio) y yendo a pensar lo que ya llevo unos cuantos post introduciendo. La 2.0 (o web 2.0 o como se le quiera llamar) comienza a ser una marca para vender productos y tecnología sin saber bien para qué.

Evidentemente, cuando alguien se plantea trabajar sin oficina (o con ella) la red social es una de las cosas más importantes (o de las más importantes) que debes considerar, pues es la esencia de la filosofía de trabajo, tu mundo no es físico y te has de relacionar con la gente, por lo tanto la primera salida es la red social. Y ahí es donde empiezas a descubrir lo que de verdad significa esto.

Hoy he leido un post sobre como hacer consultoría de redes sociales, e independientemente de que lo que explica este post es una de las razones por las que hace tiempo decidí hacer desconsultoría, cuando se aplica esto a la red social ponemos el dedo en la llaga de muchas cosas.

Lo que interesa es vender y lo que se vende fácil es la tecnología, así que mejor vender software y utensilios que no el complicado y siempre arriesgado concepto social y cultural del que todo el mundo se escapa (el artefacto). Pero mira por donde, que el valor real que el cliente ve es el de la generación de riqueza al transformar el utensilio en artefacto, el software en red social.

Si a esto le sumamos que le ponemos un bonito lazo que se llama 2.o y le decimos a la gente “si no eres 2.0 te vas a morir” (esta frase es parecia a la que decían muchos vendedores de tecnología en los albores de internet en España) pues ya tienes la jugada. Y luego llegamos los que vemos las cosas de otra forma, las medimos por resultados y no por esfuerzo y nos ponemos las manos en la cabeza.

Disponer de utensilios no es la solución y no tenerlos es un problema, pero no saber usarlos es peor. Así que la definición gráfica del problema es parecida a la dialectica marxista, ambas cosas son los dos lados de la misma moneda, no se pueden ver pero la una sin la otra no tienen sentido, ambas son igual de importantes y al mismo tiempo diferentes, pero cuando las juntas lo que sale es un resultado que no tiene nada que ver con cada una por separado.

¿Complicado?. No, todo lo contrario. Papá y mamá son diferentes, en muchas cosas son opuestos y juntos son una familia cosa que no son por separado. Pues si somos capaces de hacerlo tan fácil en este escenario tan complejo, no veo porque no somos capaces de hacerlo igual de fácil en un terreno más simpel. ¿O es que hay intereses que nadie cuenta y lo mejor es no explicarlo?. Tal vez lo mejor es vender y luego veremos que pasa

Leave a comment

Filed under 2.0, Citilab, Cornellà, HISTORIAS DE UN SIN OFICINA

Cuatro museos, cuatro historias museográficas distintas

Por Irene Lapuente.

Entre otras muchas actividades es la “hacedora” de Tecnolab, en Citilab-Cornellà. Un taller de tecnología i didáctica construido por y para niños y niñas de 7 a 9 años.


Este está siendo un verano muy museográfico para mi… Un verano muy especial.

Hace algo menos de un año, empecé este blog con un post en el que hablaba de la exposición temporal dedicada a los homínidos que se exponía en el Staatliches Museum für Naturkunde de Karlsruhe. Eso era el 4 de agosto del 2008. Este verano, en mi treinta aniversario, el 4 de julio del 2009, decidí cruzar el Atlántico e irme a visitar algunos museos de ciencia y tecnología de la costa oeste americana.


He pasado diez días maravillosos recorriendo la costa californiana entre Point Reyes y Morro Bay. Ha sido un viaje increible en el que he podido disfrutar de la naturaleza en su estado puro. Si camino a Point Reyes veíamos ciervos, vacas y un antiguo faro construido a finales del s. XIX.


A lo largo de nuestra bajada por el Big Sur dirección Morro Bay vimos secuoyas a nuestro paso por Redwoods.

Y focas, morsas, nútrias y ardillas en Piedras Blancas. ¡Fue muy emocionante!


Pero no fueron sólo mi cumpleaños y la naturaleza en su estado más salvaje los únicos protagonistas de este viaje. Centros tan emblemáticos como el Exploratorium, el Tech Museum, el Aquarium de Monterey, el California Academy of Science, el San Francisco Museum of Modern Art o el Japanese Tea Garden de San Francisco también fueron visitas principales de mi fugaz escapada californiana.

Cada uno de estos museos respira y late de forma distinta e incluso de los cuatro museos científicos visitados, no hubo ninguno que repitiera la misma historia.

El mismo 4 de julio, emocionada no sólo con la celebración americana de su independencia, sino también con mi entrada en la treintena, visité, el más esperado de los museos… el padre de los interactivos, el nido de la creatividad. Sí, con la imagen del Golden Gate Bridge aún en mi retina… divisaba el logo del Exploratorium. La emoción no era pequeña… Y tengo que decir… ¡que la experiencia no fue en absoluto decepcionante! Entre aquellas cuatro paredes y aquel espacio diáfano y amplio se aglutinaban miles de acciones que daban respuesta a miles de preguntas y generaban aún más preguntas. Un espejo cóncavo gigantesco nos devolvía una imagen invertida y con el punto focal entre el espejo y el observador. Las leyes de la Física, se mezclaban con experimentos de percepción, Biología, Psicología, Arte o Ingeniería… La tienda del Exploratorium también fue parada obligada… en ella compré algún que otro recuerdo, juguetillo científico y varios libros. Encima de mi mesa me esperan Something incredibly wonderful happens, Frank Oppenheimer and the World He Made Up de K. C. Cole y Exploratopia con más de 400 experimentos para mentes curiosas desarrollado por el propio Exploratorium.

La siguiente visita fue al Aquarium de Monterey. Personalmente, siento una cierta atracción hacia el mundo marino, el agua y las profundidades oceánicas. Imagino que, como decía en el propio acuario, el mar es lo más cerca que llegamos a estar de otro mundo. Aún así, quiero remarcar que el Aquarium de Monterey es algo especial. Su lema es “Explorar, descubrir, actuar”. En él, dialogan la belleza, el conocimiento científico y la responsabilidad ecológica. Consta de una museografia bellísima y diversa adaptada para diferentes tipos de público. Existen salas diseñadas para los más pequeños, incluso para los tan pequeños que sólo juegan con formas, sonidos y algún concepto. El contenido es múltiple, los interactivos están perfectamente ambientados, los diferentes ecosistemas se reproducen pedagógicamente y la exposición de las medusas es la obra de arte viva más bella del mundo. Tan urticarias y tan fascinantes… Podrías pasar horas contemplando a esas criaturas…

Subiendo por la carretera central vimos sistemas de succión de petróleo… Finalmente, llegamos a San José. Nuestra parada en esta ciudad estaba destinada a ponernos en contacto con el personal del Tech Museum, quienes nos atendieron con gran amabilidad. El Tech Museum es un museo distinto, ¡donde la tecnología empieza a ser protagonista! Hace tiempo, que los Museos se entienden como aquellos lugares que nos hablan del pasado, pero no olvidemos que, ya en su día, las Exposiciones Universales supusieron una gran revolución en el mundo expositivo. Mostraban ciencia contemporánea, tecnología y artilugios del presente y del futuro. Podríamos decir que el Tech continúa con ese paso adelante.

Y ya vamos de vuelta a San Francisco… que el viaje se acaba y aún nos queda mucho por ver y un gusto nostálgico porque sabemos, que aunque han sido sólo diez días, jamás olvidaremos California. De nuevo en la city, visitamos el California Academy of Science. Un Museo recién renovado que ofrece al visitante un picoteo entre las diferentes especialidades con formatos frescos y juveniles como la jornada de puertas abiertas tardía con cocktails científicos y no tan científicos. Tal vez la parte que me gustaría destacar más sería la del planetario. Una immensa cúpula con seis proyectores preparados para mostrar los misterios del firmamento. Y finalmente, un tejado ecológico e innovador visitable para todos y con telescopios apuntando al astro Rey, nuestro Sol.


Como veis no ha habido tiempo de aburrirse… más bien ha sido una experiencia, que desearía se hubiera alargado algunos cuantos meses más…

Ya de vuelta, he asistido al curso Ciència, Tècnica i Patrimoni Industrial: Museïtzar i Conservar ofrecido por la Universidad de Barcelona. Diez profesores, entre ellos Jorge Wagensberg, Xavier Roigé o Isabel Fuentes nos han ido acercando al concepto de museo, de interactivo, de patrimonio industrial… nos han explicado sus casos concretos… En particular me gustaría felicitar a Emi Turull, directora del Museu Agbar de les Aigües, por su emocionante exposición y las brillantes ideas, actividades y propuestas del centro. Pero a pesar de las 20 horas de clase magistral… me queda en la garganta la sensación… que nada es como experimentar uno mismo la aventura de un museo. Oler, tocar, escuchar, ver y juzgar a los pioneros y a los grandes es realmente inspirador. Si alguién tiene la oportunidad de viajar a California, que no se pierda estos cuatro museos, con sus sendas historias.

En Citilab estamos pensando en iniciar un nuevo camino expositivo, pero siguiendo la filosofía del centro… tendremos que hacer una gran immersión para podernos reinventar un nuevo concepto de exposiciones tecnológicas participativas. Os seguiré informando…

Leave a comment

Filed under Ciencia, Citilab, Conocimiento, Cornellà, Didáctica, Educación, Tecnolab, Tecnología

Historias de un sin Oficina

Cápsulas para trabajadores 2.0

Por J.A. Galaso Cerezo

capsulasEn algún post he comentado la necesidad de que existan conceptos 2.0 que no atienden a la tecnología o se deriva de ella, sino que vienen de la actitud o del uso de la tecnología o simplemente de su forma de actuar en lo habitual, es decir, ciudadanos o trabajadores que atienden a ese sello que estamos creando (para bien o para mal) que se llama 2.0.

Como también he comentado hay que partir de dos premisas importantisimas desde mi punto de vista:

  • No es necesario que todo el mundo se comporte 2.0 sino que convivan en mutua armonia, y con disonancias
  • Llevar a alguien hasta ese estadio requiere de una convicción total de todos los implicados.

En el fondo estamos en medio de un proceso de aprendizaje que aunque mucha gente no se lo crea es de lo más complicado que uno pueda emprender, es necesario mucho más que estar atento y meter codos, se trata de cambiarnos por dentro.

Las herramientas para realizar este cambio son muchas y las que yo voy a contar aquí son las que usamos normalmente en el CitiLab y que nos están dando buen resultado. Eso no quiere decir que sean una barita mágica, pero en lo que puedan ayudar pues aquí están.

  1. Favorecer la comunicación por todos los medios, eso no quiere decir que exista pero a lo que estás obligado si cree en ello es a no poner trabas a ningún tipo de canal. Eso implica trabajar desde el espacio hasta el tiempo. Ojo porque este último suele ser el gran olvidado de todo el proceso
  2. Trabajar lo colectivo. Eso se hace desde el proyecto, crear proyectos y sobre todo heterogéneos donde tenga cabida cualquier perfil (no voy a profundizar en el tema de disonancia ya lo veremos en otros post)
  3. Posiciones planas, eso quiere decir que el liderazgo se ejerce desde la responsabilidad, no hay jerarquias dentro del equipo y todos valen lo que los otros lo hacen valer por lo que aporta (hace mucho tiempo el rector de una universidad me dijo que uno es tan grande como lo que hace crecer a su equipo).
  4. Y lo más importante, lo que aporta la institución, el medio conductor, aunque parezca mentira y como diría algún griego clásico sería el eter que lo envuelve todo y sería una mezcla entre metodología, despliegue de medios, y soporte cultural, sin olvidar las dotes de marcar objetivos y desplegarlos en los equipos.

Todo esto (muy pero que muy resumido) es lo que está funcionando , no sin dificultades, ni tropiezos, ni fracasos en estos aspectos en este espacio y hace que gente que no se ha metido en estos modelos poco a poco lo haga.

También es cierto que tenemos la capacidad de saber que no todo el mundo entra con la misma velocidad, ni tienen el mismo recorrido en este aspecto pero lo que si tenemos claro que todo el mundo que está aquí aporta y por lo tanto vale, es cuestión de saber como colocarlos en el puzzle.

Todas estas cápsulas se pueden administrar a la vez o por separado y el orden no es fundamental. La dosis ha de ser el medio conductor el que la decida porque cada paciente es un mundo y espero que lejos de un recetario al uso, esto se lea como una primera introducción a unos ejercicios que en este entorno y en grupos del tamaño que nosotros usamos está dando buen resultado

1 Comment

Filed under 2.0, Citilab, Co-working, Conocimiento, Cornellà, Coworking, HISTORIAS DE UN SIN OFICINA

Historias de un sin Oficina

Conectando nos hacemos grandes

Por J.A. Galaso Cerezo

fotorec-vplsEn algunos post ya había manejado la idea de que la conexión entre ideas, conceptos, pensamientos, conocimiento, etc… es una de las mejores formas de creación, en el más amplio sentido de la palabra y aplicada al más amplio sentido de su alcance. Esta mañana he “interceptado” un post de Dolor Reig sobre las evidencias científicas del aprendizaje social.

Más allá de entrar en detalle en los temas concretos sobre el estudio que han realizado, que ni puedo ni creo que tenga que entrar a hacer disquisiciones, me quedo con lo que ilustra lo que ya me ha servido para dar una primera vuelta de tuerca a esto de los entornos colaborativos.

Parece que el sentido de la bidireccionalidad y la compartición es una base esencial del aprendizaje pero si vemos este proceso no solo como algo exclusivo de quién estudia (se dedica a los estudios) podemos comenzar a experimentarlo en otros ambientes y sacarle otro tipo de partido.

El primer punto que aporta el artículo es que el aprendizaje y el conocimiento nace en la diversidad. Creo que poca cosa más que añadir aquí, después de los post que ya he hecho hablando de disonancias y heterarquías y de mis ya más que alabanzas a David Stark. Lo que me parece bien, es la base científica para sustentar una afirmación sociológica que hasta el momento se basaba en pruebas empíricas.

Por lo tanto, saber que esto funciona y que tiene una base real, más allá que la evidencia constatada (que no es que sea poco) me parece un punto donde apoyar con fuerza todos los experimentos y trabajos que uno quiera comenzar desde aquí.

Solo añadir que el proceso para que esto ocurra, es decir esta creación desde lo diferente, no me parece que sea algo fácil y como ya he dicho en algún post pasa más por trabajos sociales y culturales que por métodos científicos y empaquetados.

La segunda parte, la de que el aprendizaje es conectar nodos de conocimiento o información, me parece también algo que ya sabíamos y vuelvo a recalcar lo anterior, lo bueno es que haya aportación científica al hecho empírico.

Solo apuntar algo que ultimamente me empieza a preocupar bastante, el sentido de conectar. Parece ser que debido a como se hacen los análisis de redes sociales, entendemos por conectar unir dos nodos (o más) para formar una red, por lo tanto el esfuerzo se centra en hacer ese enganche, una vez hecho se acabó el trabajo. Según esto a mi me parece que es en el momento en que se establece la unión cuando empieza el trabajo.

Si no se crea un flujo real entre los nodos no se genera nada. Desde mi punto de vista eso cambia dos cosas básicas de los paradigmas de las redes sociales, en primer lugar las mediciones de su bondad basadas en la cantidad de uniones de la red y cuantos “grados de separación” tienen los nodos de la red, frente a la cantidad de flujo que circula por la red creada.

En segundo lugar, la medición del impacto que genera en los nodos de la red la información y conocimiento que circula y la forma de medirlo. En este último campo alguna cosa se escribe, pero desgraciadamente no se está afianzando con fuerza y aún le queda mucho camino por recorrer.

Creo que la generación de modelos matemáticos que evalúen las redes sociales desde esta perspectiva es lo que dará el verdadero impulso al tan cacareado 2.0. Es el reto, no nos engañemos

Leave a comment

Filed under 2.0, Conocimiento, Cornellà, HISTORIAS DE UN SIN OFICINA

Historias de un sin Oficina

Juegos Analógicos 2.0

Por J.A. Galaso Cerezo

Jugando al estilo 2.0 pero en analógico. ¿Cual es la realidad del 2.0?

Jugando al estilo 2.0 pero en analógico. ¿Cual es la realidad del 2.0?

Hoy he podido desconectar como hacía tiempo que no podía, y aún así mi maldita neurona no ha dejado de molestarme mientras disfrutaba de una tarde playera con mi princesita y mientras jugabamos en la playa miraba como algunas personas se distraían con ese juego de las palas.

Y claro me he acordado cuando yo jugaba en mi mas tierna infancia y adolescencia y he recordado algo que era importante en el juego, vamos de hecho la esencia del juego, la gracia está en que la pelota no caiga al suelo. Al menos cuando yo jugaba, no había puntos, ni se ganaba o perdia, la gracia estaba en pasar un rato golpeando la pelota, porque claro encontrar una pared en la playa pues como que era difícil.

Y evidentemente ahí es cuando la neurona se puso en acción y como llevo una semanita dándole vueltas al tema del 2.0 y como identificar esos elementos, utensilios y artefactos que han de hacer que ese modelos social (universo, tecnología, valores, etc…) se pongan en marcha pues me ha venido a la cabeza un pensamiento y una pequeña reflexión. Puede ser que fruto del sol y del calor, así que no prometo nada.

En el juego la gracia no está en ganar o perder sino en lanzarse la pelota de manera que tenga algo de gracia pero que no se caiga al suelo y todo el mundo lo acepta, es decir, todos los participantes consideran que el valor del juego (worth) está en compartir el tiempo y el espacio en hacer algo en común sin que nadie demuestre nada a nadie y se sobre ponga a los demás.

Cosa curiosa, porque entiendo que eso es algo 2.0 total al mismo estilo que se trabaja con una wiki, todos los que participan en crear una página (la pelotita que ha de estar en el aire) hacen cosas por crearla pero sin que uno de ellos tenga que demostrar a los demás quién manda aquí. Y no solo eso, están todos dispuestos a “pagar” (en tiempo y en esfuerzo) solo por eso. Luego ahi una percepción de valor o de valioso (worth).

Y para mi ahora viene lo mejor, esto es totalmente analógico vamos yo que hice de testigo en el juicio de Cain y Avel ya jugaba a esto, quiere decir que el 2.0 es algo más que una tecnología, es una forma de ver las cosas y de compartir y crear valor que va más allá del utensilio y queda claro que el ser humano puede entrar en este universo sin más. Quizás el problema es poner claras dos cosas:

  • Cuales son las reglas para “valorar” las cosas en este nuevo universo
  • Como se establece un modelo donde tanto los 1.0 y los 2.0 crean valor de forma conjunta (al uso de los últimos post)

Y luego podemos devolver todo esto que se haya creado en la realidad digital al mundo analógico de nuevo al estilo de Codeco que al verdad que tiene su gracia y creo que abre una nueva puerta a como pensar en lo digital

Leave a comment

Filed under 2.0, Citilab, Cornellà, HISTORIAS DE UN SIN OFICINA

Historias de un sin Oficina

¿Esto es 2.0?

Por J.A. Galaso Cerezo

jpc1707095Hoy estoy desayunando mientras veo esta noticia y no se como analizarla, ni como tomármela, desde luego que con las tostadas no. Me ha dejado un poco perpelejo todo y no se que tag le voy a poner. Lo pensaré al final.

Al hilo de lo que escribí ayer y bajo ese paradigma de 2.0 vs 1.0 creo que hay que darle alguna vuelta a esto. Y sobre todo como dejaba caer y afirmaba en la contestación al comentario, pienso que lo importante en este momento es ver como convivimos, más que en ver como evolucionamos.
Lo primero que me sorprende es que una empresa como Morgan Stanley haga este tipo de cosas porque “les pareció interesante”. No seamos ilusos, estas empresas solo hacen las cosas si les parece rentable económicamente, así que el fin era otra más allá de la pura divulgación, que si que tiene un riesgo como se ha visto, la divulgación de información no fiable lo que conlleva a la perdida de credibilidad; el principal activo de este tipo de empresas.
Por otro lado lo que interesa es ver el tipo de reacciones que se producen a la publicación de la noticia. Todas van en el mismo sentido: “eso no es verdad porque yo lo hago mejor y tengo más credibilidad”. Vale, más de mil años después de las cruzadas seguimos con lo de que mi fe es mejor que la tuya. Gran evolución la del género humano.
Y ahora llega la definitiva, el uso de una red social (utensilio 2.0) para generar valor y formatos sociales (artefactos) 1.0. La disonancia está aquí, las tropas se están moviendo en el campo de batalla y la que se avecina no es pequeña.
En el fondo, desde mi rápida interpretación de todo este asunto, veo más una mezcla de cosas que no una frontera que ambas partes están dispuestas a asaltar, aunque este escenario puede ser el que venga despues. Algo se está rompuendo en ambos lados, en el que ya estaba porque ha venido un nuevo universo que lo ha descolocado y el nuevo porque ha llegado a un sitio donde las cosas no se mueven como se esperaba. O si es como se esperaba, pero no como encaja en su modelo.
Los movimientos apasionados por decir esto es mio y es lo mejor no van a conducir a nada, todos son complementarios. Las encuestas y estadisticas es lo que tienen, cuantas más haya más cerca estas de la visión total, no quiere decir que una contradiga a la otra, es la interpretación parcial de una de ellas la que es criticable. El uso de una red social para expandir modelos de marketing (y por lo tanto valor “worth”) basados en formatos 1.0 ya es un hecho y saber vivir en ese híbrido es la solución a la ecuación de convivencia.
Solo la lucidez nos va a salvar de esta

Leave a comment

Filed under 2.0, Citilab, Cornellà, HISTORIAS DE UN SIN OFICINA